Escritos

Estas son Reflexiones Creativas compartidas por participantes de nuestros Cursos y Talleres de Entrenamiento. Narran procesos personales, que al leerlos nos damos cuenta que son también relatos de procesos universales.

  Vanessa Sayas

Así vine a este mundo … así me iré

VanessaSayas

Vanessa Sayas

Hace mucho tiempo que busco dejar de pensar si esto es correcto o no… Quizás por todos los cambios que han surgido en mi… en mi familia… en mi vida… Un camino duro que me conduce a un “parabien….”…

Han sucedido cosas que me han permitido dar una mirada atrás y darme cuenta que he cambiado desde mi estado de ánimo, mi cansancio, mi sueño, mi disciplina… Mis ganas de reír, llorar… Emocionarme… Protegerme a mí…  A mi familia…

De alguna manera pensé que era “YO”, “MI SER” de determinada manera: capricorniana, elemento tierra, conejo y tigre… Ahora siento que cada persona -que lo puede percibir- se dará cuenta que en este hermoso y difícil proceso vinculado en el tiempo uno puede pasar de elemento a elemento, de zodiaco a zodiaco… De animal a animal porque ya puedo darme cuenta y aceptar en que temperamento estoy cada día, cada momento… No soy la tierna conejita o la audaz tigrecita… Hay un momento que me puedo convertir en el Dragón sobre todo si discuto… Y de pronto me convierto en el mono… Qué sé yo…!! El asunto es que quisiera lograr que en mi familia esto no se base solo en una teoría temperamental… Creo que el silencio es valioso en la medida en que puede no herir a alguien y desbordar un llanto incontrolable… No lo sé aún… La felicidad no es eterna pero a veces la tristeza se estanca en uno… Y creo que ahí es el momento de decidir con que me quedo… Esperar unos minutos y empezar de nuevo… Pero, ¿acaso me entenderán?

Si bien crecí pensado en que era tierra me di cuenta que soy más ligera que una pluma de ángel y que por eso puedo soñar y volar y creer que lo  que quiero en segundos lo puedo alcanzar.. Tengo alguien a quien adoro que me hace aterrizar.. A veces de buena manera y por ello nos reímos… A veces de mala manera, y ahí es cuando lloro y me arrepiento de no estar con mis largas piernas y con mis soportes de pies aferrada a la tierra… De pronto no la escucho “no juegues con la tierra”, “no toques ni te ensucies con la tierra”, “báñate que hueles a tierra”.. De pronto por eso quería ser tierra pero sabía que no podía.. Rechazo inconsciente desde niña.. No lo sé.. Pero ahora la busco de a pocos y sé que la iré encontrando… Para que me permita seguir con esta búsqueda eterna, sin fin de cómo soy y a donde voy..

Qué espero de mí… He logrado construir un código tribal con mi familia.. No importa si ellos lo olvidan.. Lo mejor de esto es que lo recuerde yo… Pero a veces se me pasa y la guerra de temperamentos y pataletas empieza.. Pero lo que no soporte es ver a mi familia discutir: dos adultos… dos pequeños… cuatro niños en total que quieren tener la razón… Qué difícil es ser parte de una familia y sobre todo con hijos pequeños!!!!!

“La tierra gira, gira, gira… Yo giró sobre ella, con ella, dentro de ella y no lo percibo.. No me doy cuenta. Con ella también puedo sentir la libertad a paso firme y seguro.. Esta tierra me cuida, pero yo se que podría ser como ella y no lo logro….”

Si no logro un momento agradable entre mis seres queridos puedo colapsar… A veces olvido un minuto de felicidad por tres horas de tristeza… He vivido entre peleas, líos, gritos, discusiones, peleas y llantos.. .

“Siempre desde niña escuchaba a mi madre decir el AGUA CURA… Ahora creo que si te enfrías demasiado con el agua también te enferma… El agua relaja ,  Alimenta… Ella en la Naturaleza hace crecer todo, pero también destruye en grandes cantidades… Necesitamos de ella… Pero creo que no somos conscientes realmente que es importante para nosotros… Y si un día el agua se molesta, y hemos provocado su ira y de pronto, quiere desaparecer…. ¿Qué ocurrirá? Y es así, que así un día, hace muchos, muchísimos pero muchos años atrás….”

Pienso que si junto mis elementos, los fusiono… A la vez logro que ya no giren a mil mi cuerpo y así iría más lento… Mi corazón tiene que ver con mi energía en el amor y el perdón. Si busco esa luz que siento que tengo dentro sabré por donde debo caminar, que huellas seguir, que historias contar…

Mi tesoro.. Guardado y escondido.. Para protegerlo y así que nadie me lo pueda quitar… O quizás para que no me lo critiquen… Si lo hice bien o mal.. Quizás

De pronto muy severa con mis pequeñas porque son mi tesoro… No soporto verlas con una lágrima de tristeza o miedo así lo haya provocado yo… Pero cuando llorando de alegría me ilumina la vida y siento que es un regalo de Dios, para mí…

Mi guel mi tesoro sin fin… Duro y difícil de pulir… Si se quiebra me desvanezco….

Yo soy mi tesoro… Paciente, calmado…Que respiro hora por minuto y minuto por hora.  ASÍ VINE A ESTE MUNDO… ASÍ ME IRÉ…

Por Vanessa Sayas

Entrenamiento Nuevas Habilidades 2012.

  Luz Saona

LuzSaona

Luz Saona

Ella poco a poco fue llenándose de nuevos colores en su vida. Ahora mira a los colores de una forma diferente.

Ve el rojo, siente su arraigo, sus raíces es parte de la Tierra. Tiene una historia que contar de su tribu. Ahora se siente conectada, ahora se siente enraizada (Tierra)

Ve el anaranjado y mira su relación con los otros. Cómo ella mira a los otros, a los que siempre la rodean. No son enemigos, son compañeros, acompañantes en esta vida. Nos honramos el uno con el otro (Agua)

Ve el amarillo y se mira a ella misma, tiene confianza para expresarse en el mundo.

Me permito honrarme y celebrarme a la persona que soy.

Soy 100% responsable de la persona que soy en mi vida (Fuego)

Yo tengo-Yo siento-Yo hago (Es lo que la sostiene, es su base natural, es su instinto de supervivencia)

Yo tengo, Yo siento, Yo actúo mis pasiones en el mundo.

Ve el verde y descubre su corazón parece que está en el caos pero ahora sabe que es parte del proceso. Sabe que es necesario atravesar el caos para amar, el mandato del corazón es el amor.

Lo siento, te perdono, te amo, gracias

Reverencio lo divino en ti, gracias (Aire)

Ve el azul  sabe que hay que tomar decisiones ¿Cómo tomo mis decisiones? ¿Hago un alto para tomar decisiones? Bien arraigada comienza a tomar decisiones, está más ligera sabe que es un espíritu libre y creativo.

Vibro:  Vivo, siento, amo (Sonido)

Ve el azul y sabe que hay una diferencia entre la verdad y la ilusión. Quiere buscar la verdad y no engañarse con una realidad distorsionada.

Hay que mirar ampliamente. Las crisis personales nos llevan a cambiar de rumbo, la sabiduría es ver toda la verdad. No mirará por el huequito  buscará mirar ampliamente (Luz)

Ve el blanco y toma conciencia del Aquí y Ahora. No es ayer ni mañana es hoy. En el silencio podemos escuchar nuestra verdad interior. Es la plenitud de conciencia (Silencio)

Todo este proceso ha sido muy nutritivo y sanador para ella, aun está en el proceso está ya dejando el caos y comenzando a tomar decisiones. Se siente bien porque ahora confía en ella y busca actuar sus pasiones en el mundo.

Su vida se pinto con los colores del arco iris

Por Luz Saona

Entrenamiento Nuevas Habilidades 2012.

  Mary Saona

El ave con una sola ala: Del síntoma al vuelo

MarySaona

Mary Saona

De octubre a diciembre del 2012 participé del curso de entrenamiento “Nuevas habilidades: relaciones, liderazgos, paradigmas” dirigido por Lidia Elías.

No estaba planificado asistir porque había priorizado practicar danzas. Había elegido el festejo por el movimiento ondulante de caderas. Mi sorpresa fue que en las primeras semanas el movimiento se centró en el pecho.

Saltó el síntoma con fuerza: dolor en el centro del pecho, senos hinchados, axilas con molestias, garganta irritada y cuello rígido.

El resto de síntomas calmaron al punto de quedarse completamente callados. Increíble. Mi estómago a pesar de todavía sentir pesadez con ciertos alimentos, casi está tranquilo, sin tantos sobresaltos. Voy conociendo lo que me nutre, lo que me hace sentir un balón o aquello que me provoca acidez.

Cada clase de festejo, sentía que algo se movía adentro. Fuerza y sutileza en los movimientos. Hasta que nuevamente habló por mí el síntoma: algo se había quedado atascado en el pecho.

Y así me uní al curso de entrenamiento. Recorrí los colores en mí y sus mensajes. Jugué a mirar la vida desde un largavistas o sin él. Llegaron mensajes firmes: vivir HOY. Qué duro se hizo, qué complicado, qué resistencia. Hasta que se hizo un ejercicio diario, aún lo pongo en práctica. Lo he elegido como mi principal trabajo.

Viajé a Moyobamba en un arrebato de hacer algo que yo quería. Nada, ni nadie me detuvo. Era un pendiente, algo que quería hacer, sacarme el clavo y todo confabuló a favor. Quedé sorprendida por lo que vi. La naturaleza de la selva te deja callada, pasmada, contemplativa y enaltecida. Al regreso de mi paseo por la reserva de renacos llamada Tingana, tenía mucho sueño y un poblador del albergue que administra el lugar me permitió dormir en su hamaca. Me meció por unos minutos y dejó que encontrara reposo.

Tuve un sueño profundo que me hizo sentir como si hubiera estado dormida un año completo. El tiempo se detuvo o corrió a mil por hora, no lo sé, solo que hasta hoy siento que debo atender ese cansancio físico que mi cuerpo no ha encontrado cómo darle descanso.

Quiero honrar mi espacio sagrado, ese que lo siento en mi centro vital. Por eso al cerrar el curso quiero practicar nuevamente el ejercicio de “devuélveme lo que es mío”.

Comparto algunos textos que surgieron en las sesiones. Hay mucho silencio en mí porque mi cuerpo está hablando. He decidido no pensar o preguntar más. Estoy tranquila escuchándome a través de mis expresiones somatizadas. Es tiempo de quedarme quieta sin analizarme tanto. Quiero saborear ese encuentro de mis mundos.

A pesar de sentirme un ave con una sola ala, me siento integrada para volar. Y seguiré volando con alas renovadas y frescas. Mientras escribo este texto, mi cuerpo está quieto y respirando.

El túnel

Túnel infinito con una luz distante que expide aroma a pan caliente. Corro de prisa, necesito sentir que el brillo del día me expande.

Han abierto las puertas de la prisión construida para la protección de agentes dañinos. Es tiempo de actuar, es tiempo de estallar en gritos, de volar hacia el fuego de mis pasiones. Nadie me persigue. Estoy de vuelta a la vida.

Rostros de tristeza infinita que no he logrado comprender. El llanto ha perdido su razón. Prefiero un camino en el jardín multicolor que está creciendo a diario. Busco una fruta y vuelvo a encontrar el aire fresco en mis mejillas. Una mariposa se posó en mis pies y voló sin destino fijo. La seguí con la mirada, se ha perdido en el horizonte de sus días elegidos. Quiero salir a caminar por las calles de esta gran ciudad.

Y empezaste a lanzar pataletas, gritos de locura y llantos de temor. Al final, no te pudiste resistir a mirar tu tesoro. Era el momento de mostrarlo, sin remordimientos. Los otros no eran los villanos, solo seres asustados y enredados en sus propias telarañas. Había que perdonarlos, recuperar el tesoro, sin experimentar culpa alguna.

El ave de una sola ala

Soñé que era un ave mutilada, la que siempre rememoraba los tiempos cuando tenía sus alas completas. La presencia divina la había atrapado en jaulas infinitas de culpa. A veces lo sintió un peso aplastante, otras fue una roca para subsistir. Solo quería viajar y explorar nuevos territorios, no importaba que solo tuviera una ala. Más doloroso resultaba quedarse estática. Todas las noches soñaba con volar acompañada. Estaba cansada de pilotear en soledad. Le era preciso la conversación y el compartir del vuelo. Nadie podía escucharla. Ella se sentía una ave sin rumbo que solo recordaba aquellos días cuando conservaba sus dos alas.

Mi protesta atascada

Siempre me he sentido una niña desprotegida, abandonada, víctima, a la que nadie quiere. Me recuerdo llorando, de niña, quejándome de que nadie me quería. Ya en ese tiempo lo decía. En mis relaciones me he vinculado con personas que siempre se van, que huyen del compromiso. Y lloro, dramatizo mi abandono.

Por otro lado, no me siento capaz de vestirme a mi gusto o de arreglarme porque me parece que no sé hacerlo. Me escudo en la simpleza, prefiero no llamar la atención.

Me veo indefensa, víctima y quejumbrosa. Lo siento en mi garganta, no sé cómo decirlo.

Y algo se mueve

El pasado ya no grita sus exigencias. Solo el silencio se alegra porque el hoy está revoloteando con regocijo, instalándose plenamente. Es como si la vida plena con instantes inacabables ha tocado a la puerta. Mi cintura se mueve al ritmo acelerado del día. El futuro no ha venido hoy. Las palabras se forjaron con dolor para pronunciarse en el tiempo del olvido. No más silencios intencionalmente guardados. Quiero pasear por el jardín, sin hacer nada, solo contemplar. La vorágine intentó devorarme, pronto he de soltarme.

Lo que consulto con el consejo de sabiduría

Mis síntomas, mi salud, mis quistes, mis bultos, mis pendientes no dichos, mis ganas de expresar el dolor y la rabia que me provocó el olvido, el engaño, la falta de sinceridad y de compromiso. Es lo único que va quedando en el aire, esa necesidad de gritar con todas mis fuerzas cuando me sentí agraviada. Siempre conservé la cordura.

Cómo enfrentar mis miedos somatizados, o tal vez, no tenga que enfrentarlos, solo mirarlos y acogerlos. No quiero victimizarme más, ni creerme un ser superior. Surge mi inquietud por lo creativo que me haga protagonista de mi aquí y ahora.

Por María Concepción Saona Canchalla

Entrenamiento Nuevas Habilidades 2012.

  Rosa Geldres

Rosa Geldres

Rosa Geldres

CONFIO EN MI. 

ESTOY CONTENTA CON QUIEN SOY.

SOY 100% RESPONSABLE DE MIS ACCIONES.

CONFIO EN EL PROCESO DE MI VIDA DENTRO DE LA TOTALIDAD DEL COSMOS.

 

TIERRA

Hoy salí a pasear a un parque  pero de una manera distinta a como lo había hecho siempre, MIRÉ, ESCUCHÉ, OLÍ, disfruté con ojos del corazón. Regresé a los años de mi niñez y adolescencia cuando viajábamos con mis padres y hermanos a la hacienda del abuelo, en vacaciones del colegio. Olor a tierra húmeda, flores, canto de aves, jugando a adivinar de quién podría ser esa melodía. Me senté en una banca cerré los ojos, tomé leche fresca, comí chicharrones, camote sancochado con queso, jugué a las escondidas en las noches sin luna, trepé árboles, comí duraznos y manzanas sin lavar, solo limpiándolas en el pantalón y nunca enfermamos del estómago, uvas recién cosechadas, me bañé en el rio, jugué con mis hermanos a ver quien subía más rápido los cerritos, monté caballo, me mojé en la lluvia y allí descubrí que uno no se resfría por eso. Lloré de felicidad, al sentirme abrazada por tantos hermosos recuerdos, me quedé limpiecita de la mente y del espíritu y es que mi corazón es como un cofre que todo lo guarda, había olvidado que yo tenía la llave, me da gusto haberla encontrado.

También he descubierto que mis raíces son profundas en mis vivencias dulces, divertidas, disfrutadas de aquellos años maravillosos. Recién entiendo porqué con mis hermanos a pesar de habernos criado separados sin núcleo pues mamá falleció muy joven y papá se fue a trabajar a la hacienda, nosotros nunca perdimos ese cariño lleno de solidaridad en los tiempos difíciles que cada uno tuvo que enfrentar a lo largo de sus vidas.

Se me viene a la mente como CÓDIGO  de familia, la palabras CARIÑO y SOLIDARIDAD EN LAS BUENAS Y EN LAS NO TAN BUENAS.

Vivo agradecida a la madre tierra, siendo mi padre agricultor siempre nos alimentamos de lo que él de la hacienda traía, vivíamos en Lima pero vacacionábamos por esos lares, siento un gran respeto por la gente del campo gracias a cuya labor nos alimentamos.

AGUA

Mi relación con el agua siempre ha sido placentera, me siento curandera cuando entro en contacto con ella, me lleva a experimentar transformaciones a nivel físico y espiritual, no hay nada que me relaje tanto como el sonido del mar, contemplar y escuchar el fluir de un rio. Somos en gran parte agua, es un maravilloso elemento que nos trasmite una gran energía, el agua es vida.

El video “Flying Over The Earth at Night”, me provocó una gran emoción, SABER  que allí, en ese planeta vivo, vive mi familia mis amigos etc., sentirme parte de ese todo y a la vez ser única, una sensación de gratitud me invadió asi de pronto.

Honrarse el uno al otro” para mi es respetar los espacios la privacidad de las personas de mi entorno, su modo de vivir, sus costumbres, y a la vez así como yo lo hago, hacer que respeten lo que es mío, pongo límites, respeto los límites que otros ponen, vivir en armonía es siempre mi prioridad.

Cuento sobre mi relación con el dinero

Rosita era una persona muy metódica con sus gastos, criada en un ambiente austero, no podía ser de otra manera, desde pequeña le daban una pequeña propina para que aprendiese a administrar el dinero.

Rosita creció con el concepto de que el dinero era un elemento usado principalmente para adquirir cosas de mucha utilidad, prioritariamente, pero cuando se casó tuvo que ir cambiando ese concepto ya que a su esposo le agradaba darle gustos a ella y a sus hijos, comprar cositas solo por el gusto de hacerlo.

Le costó adaptarse a este concepto pero fue bueno casarse con este hombre tremendamente generoso, y aprendió con el tiempo a disfrutar de gastar también en cosas placenteras y no tan solo útiles.

YO SIENTO que he aprendido a tenerme FE, veo mi proceso de crecimiento y lo disfruto, en toda experiencia que vivo día a día trato de hacerlo rompiendo rutinas, no siento rechazo por ellas -me han sostenido por tanto tiempo- las  integro de manera creativa a mi vida.

FUEGO

Mi relación con el fuego ha pasado por tres etapas, de niña adolescente  las experiencias placenteras cuando estaba con mis hermanos y mis padres en la hacienda de mis abuelos, aprender a prender la leña para cocinar y para calentarnos en las noches, pasarme horas junto a las fogatas viendo cómo se consumía la madera y descubrir que tiene un espíritu rojo medio naranja, liliáceo, azules, amarillos intensos que le sacan sabores y aromas deliciosos a los alimentos, y en las noches sin luna ver a través del fuego duendes y escuchar cuentos de aparecidos, los guardianes de la tierra y de los tesoros ocultos de mis antepasados, era lo que nuestro padre nos contaba, recuerdos maravillosos que han vuelto a mi memoria para acompañarme.

La segunda etapa fue una relación de terror, sensación que se demoró un buen tiempo en desaparecer, tenía yo unos 30 años me acababa de mudar a mi casa propia. Salí a comprar pan dejé a mis hijos con llave, y al regresar vi gran alboroto en la puerta de mi casa, en la parte de atrás se había iniciado un incendio, los vecinos ya habían sacado a mis hijos por la azotea y habían llamado a los bomberos, llegué justo cuando iban a romper la puerta, abrí, entraron los bomberos lograron apagar el fuego ya transformado en inmensas lenguas que danzaban encerradas en ese ambiente, separado del resto de la casa por un patio, gracias a Dios y a la oportuna intervención de todos los que ese día participaron colaborando de muchas maneras, no sucedió una desgracia mayor. Creo en Los Ángeles y sentí que en la persona de todos ellos estuvieron presentes.

Tuve muchas pesadillas, muchos si hubiese …..  y etc., el olor a quemado me hacía temblar, se inicio la reconstrucción de la parte destruida gracias a un préstamo del banco donde trabajaba mi esposo, eso no me distrajo del terror vivido, no sé cuánto tiempo me duró. El olvido para mí no existe pero descubrí que el tiempo todo lo cura y vino mi tercera etapa con el encuentro y disfrute de las parrilladas en casa de los amigos, volví a conectarme con los buenos recuerdos de antaño y me amisté con el fuego, volví a encantarme con su resplandor y su magia de colores, algún día lo voy a pintar en un cuadro es un deseo que me corretea y quiero que me alcance.

Mi EGO, mi fuego interior, aun estoy en proceso de exploración. He estado viviendo muy afanada en situaciones de vida ajenas a mi verdadera vocación, actuando más por obligación y la satisfacción del deber cumplido, reconozco muchos de mis logros, y me siento orgullosa por ellos pero es recién desde que me encuentro en el camino de la vida con el Método Rouzer, que surge en mí la necesidad de desear hacer lo que ME GUSTA, por placer más que por deber, aprender a cuidar mi cuerpo con gimnasia y micro movimientos, alimentarme mejor, adquirir conciencia sobre mis sensaciones, mis aptitudes, mi integridad como ser único MENTE, CUERPO, ESPÍRITU. Tener un espacio para  desarrollarme y sorprenderme con lo que estoy descubriendo en este proceso, es mi mayor y más grande logro personal.

AIRE ~ Es el menos denso y menos tangible de los elementos

Es el que le da energía al corazón, “la energía del corazón es el amor y su mandato es el perdón,” se requiere mucho valor para amar sin condiciones desde el corazón espiritual, no desde el corazón material como dar dinero, regalos, etc. Dar comprensión, tolerancia, aceptación, requiere tener seguridad en sí mismo, alimentar el espíritu con lecturas de maestros que han trascendido lo material y actúan desde la compasión. Se aprende a pasar de lo material a lo espiritual con responsabilidad y conciencia.

Experimentar con las cualidades, dones, energía del aire, sentirlo en las diferentes partes del cuerpo, respirar con cada órgano, sentir cómo se expande interiormente y también saber que tiene poder y fuerza. Lo he podido hacer porque hay unos aires fuertes que a veces me hacen perder el equilibrio, y tiran todo lo que no está bien sujeto, existen los huracanes y otros fenómenos que causan destrucción. Me hacen pensar en la dualidad de todos los elementos que pueden actuar a favor o en contra nuestra, dependiendo de cómo nos portemos con la naturaleza, evitar seguir contaminando el planeta con guerras, sustancias toxicas etc. Es algo que debería ser tema prioritario a tratar en las grandes reuniones de todos los países de nuestro planeta.

Explorando mi relación con el perdón, con cómo es soltar el control, mi relación con el amor hacia mi persona y hacia lo que me rodea, es por ahora un poco difícil de explicar, Yo sé que me quiero, y que quiero el bienestar de todos los seres vivos pero ……. Estoy en un proceso de aprendizaje y descubrimiento recién estoy aprendiendo a tomar conciencia de todos estos sentimientos, me siento bien con lo que estoy aprendiendo diría que es como si de pronto después de haber andado tropezando a cada rato por falta de luz, y por los obstáculos del camino, y diferentes circunstancias, una lucecita ha ido apareciendo haciéndose más luminosa y cada día aclara más la visión de lo que me rodea, la inseguridad va dando paso a la audacia, poco a poco me voy sintiendo más dispuesta y mejor preparada para explorar nuevas rutas de aprendizaje, asumir retos, ser de verdad honesta en toda la extensión de la palabra.

Respecto a qué quiero soltar en mi vida?  diría mi manía de dejar para mañana lo que puedo hacer hoy, poco a poco lo voy a lograr, con decisión y disciplina, lo sé.

SONIDO ~ Escuchar, escucharse, percibir la energía del sonido, su vibración como entra por la piel

Me gustó la experiencia en clase, sentí la espiritualidad que emana de este acto, con el inicio de la respiración inspirando y luego espirando hasta el final, emitir el sonido desde la cabeza aaaaaaaaaaaa garganta uuuuuuuuuuuu terminar en la panza mmmmmmmm, lo practico antes de iniciar el día, me centra, me calma me oxigena, disminuye mi angustia y ansiedad, disipa mis temores. Me apoya en la toma de decisiones con las elecciones que pueda hacer en el día a día.

Recién estoy aprendiendo verdaderamente a escucharme con apertura y amor, con confianza en mi capacidad de decidir con responsabilidad desde mi parte enaltecida, con FE seguir mi intuición, asumir las consecuencias como ser co-creador y no víctima, sentir desde mi espíritu con cada fibra de mi composición humana GRATITUD por mi vida aceptarla y abrazarla como es.

Compromiso personal: ¡No me detendré nunca! Ahora elijo YO, mientras pueda y este en este plano, seguiré creando, proyectándome y concretando cada uno de mis sueños.

LA LUZ

Para mí es un elemento de infinitos dones que definitivamente influye en mi estado de ánimo. Lo he asociado y asocio siempre a Dios Padre, presente de manera luminosa en mi entendimiento espiritual, como fuerza y apoyo. Ahora lo asocio mucho a sentimientos alegres o tristes, si el día está gris puedo tener la sensación de nostalgia o acentuarse algún episodio de tristeza, si por lo contrario está luminoso porque salió sol, me llena de energía motivadora y renovadora, me provoca hacer muchas cosas, despierto al optimismo. Alguna vez lo estudie en clases de física en el colegio, descomposición de la luz que da origen a los colores etc. pero pasó a convertirse en algo asociado al claro y oscuro  como día-noche, interruptores que dan luz a un lugar oscuro. Escuché también la frase “Es una persona que emana Luz.” Y me gustó lo que escribe Tomás Rouzer “SOMOS SERES DE LUZ si combinamos oxigeno y el combustible de lo que comes, hay un diminuto fuego en cada célula, hay luz y calor allí aunque no lo vemos y sentimos, con su punto de origen en el corazón y pulmones.” Esta manera de localizar LA LUZ en nuestro organismo me da fuerza y ánimo espiritual y físico.

EL MIEDO

La mala yerba de mi campo interior.

Luego de leer “La confianza y la trasparencia en nuestras relaciones existen?” en un libro de reflexiones por Tomas Rouzer, descubro todas las limitaciones que surgen de ese sentimiento llamado miedo, que ha existido en mi vida como una limitación, una barrera, un sinónimo de desconfianza, una forma de enseñarme según las personas que me criaron, a defenderme del engaño o de las malas intenciones, una manera inadecuada de aprender a vivir encerrada en falsos condicionamientos. El miedo ya no es más ese impedimento para ser una persona transparente, auténtica sin temor a mostrar “SU VERDAD” sencillamente TAL CUAL, “Soy quien soy y doy gracias por ello”. Estoy aprendiendo a decir lo que pienso, hablar fuerte, ser valiente.

Me he fortalecido interiormente, siento gratitud por el Don de la Vida.

EL DOLOR

Sensación con la finalidad de entender mejor mi vida.

Descubro que lo que yo conocía como dolor, es más una reacción que me avisa de mis tensiones y mis resistencias, puede llevarme a la calma con respiración adecuada, una respiración que me desbloquea para explorarme con mayor comodidad. Es la auto exigencia extrema lo que enferma y destruye, cómo no caer en ella es el reto hoy en día.

Ahora tengo un concepto distinto de lo que es una meta, ella como tal no existe, es el proceso y cómo lo disfruto lo que realmente me alimenta interiormente, me impulsa a ser más compasiva, menos materialista, es una práctica constante de aprendizaje diario con amoroso deseo de ser mejor para servir mejor.

Yo quiero resumir esto en un solo privilegio, el haber estado estas 12 sesiones compartiendo vivencias , ejercicios, aprendiendo más de meditación y de sus técnicas en la interiorización y la escucha practicando el arte de estar presente “Sin interferir, sin comentar, sin competir, sin criticar, nutriéndome de los demás y nutriendo a los demás

Este caminar lo empecé en “Proceso creativo, Para crear CREA” y a partir de ese momento Rosita entro en la verdadera consciencia del vivir y abrió su corazón a una nueva forma de sentir más franca, más sencilla, más divertida, más amplia. GRACIAS!

Por Rosa Geldres Olaechea

Entrenamiento Nuevas Habilidades 2012.